Busca en este sitio

viernes, 31 de enero de 2014

El Respeto



Imagino que alguna vez has escuchado la frase de Benito Juárez: “El respeto al derecho ajeno es la paz”, quizá la habías escuchado pero no sabías quien la dijo, bien ya lo sabes, y la verdad es que Juárez tenía mucha razón, sin duda fue bendecido al comprender lo que es el respeto; y entonces puede surgir e ti la interrogante: ¿pero que es el respeto?, pues hay un concepto cortito y simple que le define así: Es reconocer el valor de algo o alguien y tenerle la debida consideración.

En un aspecto más formal y literario se dice que el principio del respeto o autonomía de las personas se basa en dos teorías:


1. El respeto de la autonomía del individuo, que se sustenta esencialmente en el respeto de la capacidad que tienen las personas para su autodeterminación en relación con las determinadas opciones individuales de que disponen.

2. Protección de los individuos con deficiencias o disminución de su autonomía en el que se plantea y exige que todas aquellas personas que sean vulnerables o dependientes resulten debidamente protegidas contra cualquier intención de daño o abuso a otras partes.

El respeto como virtud moral

El respeto también puede considerarse como punto medio entre dos extremos vistos por exceso y por defecto.

1. Por defecto: El miedo, tanto a las personas que le rodean como a los objetos o situaciones que afronta un individuo, llevándole a situaciones de imposibilidad a realizar determinados proyectos o metas, tal es el caso de los complejos de inferioridad.

2. Por exceso: El abuso o desmedida de los limites preestablecidos para un correcto orden y trato de las personas o situaciones de cada individuo, lo que lleva a conflictos con los otros como también la imposición de límites y/o normas a fin de superar la crisis del abuso y establecer el orden de los derechos de cada individuo.

Pero si ya hablamos en sentido más práctico tanto hablando del respeto como de otros valores es aplicable aquel principio universal que dice: “No hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti”, si tu quieres que te respeten, primero debes respetar a los demás, no importa sin son chicos o ancianos, si son pobres o ricos, hombres o mujeres, no importa el color de la piel, no importa la nacionalidad, no importa si la ideología política, no importa la preferencia sexual, no importa si alguien te cae mal, no importa si son animales, plantas o cosas, todo sea un ser vivo o inerte se merece tu respeto, si es que quieres que la vida misma te respete a ti. Siempre recuerda que no puedes obligar a alguien a que te respete, el respeto no se exige, se gana, y se gana con hechos, se gana respetando.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario