Busca en este sitio

miércoles, 8 de junio de 2011

El Valor de la Vida



Esta es una frase que muy a menudo escuchamos en nuestro país, pero no se trata  solo de discutir los altos niveles de criminalidad que estamos viviendo en Honduras, porque es frecuente escuchar cómo nos critican a Centroamericanos, Mexicanos, Colombianos, etc., especialmente en aquellos países que creen vivir en continua prosperidad, rodeados de grandes científicos políticos y personalidades que honestamente no tienen moral para criticar a nadie.

Entrando en materia no hace mucho ocurrió un hecho tan bochornoso sobre el cual no tenía pensado opinar al respecto, pero mi naturaleza me impide ser indiferente y después de ver tanta reacciones negativas me preocupa el valor que se le da a la vida humana a nivel mundial, y si, me refiero al asesinato del hombre más buscado por nuestros hermanos del norte; tras muchas reacciones de “eminentes” personajes públicos entre actores, políticos y cantantes que solo dejan ver el gran hueco que tienen en la cabeza, al decir sentirse orgullosos y orgullosas de su nacionalidad (y conste que muchos; si no es que todos, son naturalizados) y su disque orgullo nace del hecho de invadir territorios ajenos profanando la soberanía de otra nación, entrando como Pedro por su casa a quitarle la vida a un ser humano, que si bien tampoco era un santo, solo Dios tiene el derecho de quitar la vida pues es el único que la puede dar; y mientras trataba de salir de mi asombro después de tanta estupidez, quería preguntarles: De que se alegran, acaso con esa muerte van a revivir a todos los que, el susodicho había asesinado?, al contrario con eso solo demuestran que son la misma clase de asesinos, no hay una tan sola diferencia, y más lamentable es que un premio nobel de la paz, constantemente se atreva a proclamar la misma promoviendo la guerra; causando muerte, dolor a gente que en su mayoría no tienen la culpa de nada.

Siempre he pensado que los problemas de la humanidad nacen por la falta de valores morales, veamos por ejemplo el caso del tráfico y consumo de drogas, es uno de los mayores dolores de cabeza de los gobiernos, hace un tiempo yo estaba de acuerdo con la legalización de las drogas, pero alguien me hizo ver que estaba en un error (un golpista al que quiero mucho, por cierto), bueno poniéndome a mí como ejemplo y el odio que tengo por el cigarrillo me hace ver lo incomodo que sería estar cerca de una persona que este consumiendo marihuana, aguantando cualquier acto ilegal o inmoral que pueda cometer bajo el efecto de este narcótico, a parte que los grupos de narcotraficantes no van a dejar perder su gallinita de huevos de oro, entre más ilegal más ganancias, pues bien si una familia tiene bien cimentados sus valores morales y existe una buena unidad, comunicación, por muchas drogas que hallan en el mundo jamás van a sucumbir ante ellas, pero como en estos países “prósperos” que es donde más se consumen drogas, abundan esas familias que no le paran bola a sus hijos, donde no saben lo que es la fidelidad, trabajan y trabajan para tener dinero más no felicidad y desde luego no conocen a Dios, pues sus hijos, maridos, esposas, encuentran en las drogas esa válvula de escape que les ayuda a olvidar su cruel realidad; pero tanto ara ellos como para nosotros aún es tiempo, así que comencemos a preocuparnos por nuestros hogares y no caer en esos hoyos negros, no pierdan su tiempo viendo novelas ni programas negativos que lo único que inculcan son antivalores como la promiscuidad sexual, la mentira, la falta de amor a la vida, mi aporte en delante será profundizar más en cuanto a los valores morales, pues reitero que nunca es tarde para cambiar las cosas y mejorar nuestra forma de vida.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario