Busca en este sitio

viernes, 15 de enero de 2010

Honduras es una dimensión desconcida


Honestamente mi amado país ahora anda de cabeza; es como dicen popularmente un lugar donde el plomo flota y el corcho se hunde y es que todo anda al revés los dictadores ahora son héroes, las víctimas son catalogados de villanos, el ofendido resulta que es llamado ofensor, el pueblo no puede opinar ni elegir pues hay un congreso que se dedica a eso y a mucho más por ejemplo quitan y ponen presidentes cuando les conviene; aprueban o rechazan tratados según les conviene, lo que ayer era bueno hoy es malo y viceversa.




No, pero no crean que el que era rico ahora es pobre y el pobre ahora es rico (eso solo pasa en las lindas películas de Hollywood), aquí el pobre sigue siendo pobre y el rico sigue siendo rico, es más... el que era pobre ahora es más pobre y el rico es más rico y no es estar en contra de la gente adinerada siempre y cuando lo que tengan sea legalmente ganado y no producto de la evasión fiscal y del no pago de servicios públicos o de no pagar el salario mínimo a sus empleados, de no pagar horas extras, etc.



Y claro!! nuestras amadas religiones no se podían quedar atrás y es que mientras en el resto del planeta siguen vigentes los 10 mandamientos aquí funcionan un tanto diferente, es decir mientras en otros países aún enseñan NO MENTIRAS, NO MATARAS, etc. nuestros pastores y sacerdotes profesan mentiras y ofensas contra su prójimo, sin mencionar su comportamiento egoísta y excluyente en iglesias que hacen de todo menos predicar amor y proteger al desvalido.



Pero, bien dicho esta que lo único que hace falta para que el mal triunfe es que la gente buena no haga nada y eso si lo tenemos bien claro los hondureñ@s bien nacidos y que seguimos en esta lucha de la mano de países amigos, que no nos han dejado solos y que nos ayudan a levantarnos para forjar una Honduras mejor y más justa.




No hay comentarios. :

Publicar un comentario