Busca en este sitio

miércoles, 16 de octubre de 2013

El tercer mundial para Honduras




Las personas que amamos el deporte y en especial el fútbol, no podemos negar que nos alegra sobre manera el hecho de que nuestro país este nuevamente en una Copa Mundial, aunque como dicen “vayamos solo de paseo”, pero estamos y eso es lo que importa y por nuestro propio pie, sin esperar resultados ajenos, para sumar y restar como en otras ocasiones nos ha tocado.

Pero lamentablemente siempre hay una mosca en la sopa, ayer se le ocurrió la brillante idea al mandatario de turno que tenía que dar un feriadito, porque como el país está en la mejor situación económica de la historia, nos merecemos un descansito, es que con tan pocos feriados en octubre*, es matado ir a trabajar, pero por si eso no fuera suficiente, también comunicó que le iba a duplicar el “premio” a los seleccionados, honestamente no se sabe a ciencia cierta a cuanto equivale el dichoso premio, pero….. que carajo tiene este señor en la cabeza, no hay plata para pagarle los sueldos a maestros, policías, y médicos (perdón si se me escapo algún gremio) pero si para darle a los chicos de la selección y no es que no se lo merezcan, si se los prometieron pues ni modo.

Pero particularmente no creo que deban darle dinero como premio a la selección de ningún país, digo, no se supone que es todo un honor salir con la camiseta de tu país, representando a tu patria, ese es el premio de cualquier jugador de cualquier selección del mundo, dando lo mejor de sí en la cancha; obviamente en nuestro país existen antecedentes que hasta conflictos han armado por los dichosos premios, entonces juegan en la selección por dinero o por amor, otra prueba de porque nunca nos va bien, sabemos que cuando juegan por amor a la camisa., al país, es otra historia, hay esta el buen recuerdo de la selección que fue al mundial de España 82;  pero cuando entra en juego el dinero todo se va por la borda.

Esto es como darle dinero como premio a un soldado que va a una estúpida guerra a “defender a su país”, o a un alumno que saca buenas calificaciones (en ambos casos es su obligación y un deber moral). Tal vez, el problema radica en el hecho que la mayoría de jugadores vienen de hogares humildes y juegan solo para salir adelante, quizás no tienen conciencia de lo que es el amor a la Patria o Matria (como dice Félix Molina).


Vuelvo y repito, cuando se ha jugando con amor, nos ha ido mejor que cuando juegan por dinero, hasta se han ganado el cariño de otros pueblos, como cuando logramos el Tercer Lugar en La Copa América 2001 que se realizó en Colombia,  si estimado lector cuando le ganamos 2-0 a Brasil, muy lindos recuerdos aquellos, así es que nos gusta ver jugar a la bicolor, y así esperamos que vayan a Brasil; con todo, con “garra catracha”, poniendo alma, vida y corazón, en cada encuentro.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario