Busca en este sitio

domingo, 23 de junio de 2013

La Honradez





La etimología de honradez, se remonta al vocablo honrado, que a su vez proviene del latín honorätum, que se refiere a una persona honorable, recta, que actúa con limpieza e integridad; esto quiere decir que en sus actos no existe mala intensión con el fin de perjudicar a alguien para conseguir su beneficio propio.

Ya en estos tiempos no podemos decir que alguien es 100% honrado, nadie puede decir que nunca ha robado ya sea un lápiz o un borrador de tu oficina, el libro o el CD  que te presto un amigo, todos en algún momento hemos quebrantado el principio de la honradez y ni que hablar de los políticos corruptos, que lo que no se roban es porque ya se lo robaron otros.

Con que cara el padre le dice al hijo no tomes lo que no es tuyo, cuando el niño ve que su mamá o su papá trae una resma de papel de la oficina; la educación definitivamente comienza en casa, desde que el niño es pequeño se le debe inculcar las buenas costumbres, los valores morales, sobre todo con el ejemplo que sus padres le puedan dar.


A veces algunas personas se dejan llevar por sus sentimientos, y suelen decir que al fulano lo tienen preso por robarse una gallina; mientras que al de cuello blanco lo dejan libre; en parte es cierto, pero la verdad es que robar es robar, ya sea que te robes una gallina o un ferrari, lo injusto es que la ley no se aplique a todos por igual.

Una persona deshonesta, es una persona despreciable, mientras que una persona honrada es beneficiaria del aprecio de los demás, goza de la confianza de sus conocidos, no pasa vergüenza, cuando los demás le evitan o no quieren confiarle nada a su cuidado, pues saben que les va a defraudar.

Es importante siempre comenzar aplicando los principios con nosotros mismos, ya que si somos incapaces de cumplirlos con nosotros, más incapaces seremos de cumplirlos con los demás, sobre todo recuerda que te puedes engañar a ti mismo, puedes engañar a los demás, pero a Dios nadie lo engaña, así que ojo con lo que hacemos.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario