Busca en este sitio

jueves, 16 de septiembre de 2010

El Escudo Nacional de la República de Honduras



El Escudo Nacional actual, fue creado mediante Decreto Legislativo N°16 del 10 de Enero de 1935.

Composición:

Nuestro Escudo Nacional se compone de un triangulo equilátero, en su base un volcán entre dos castillos, sobre ellos, está un arco iris y debajo de este, tras el volcán, se levanta un sol esparciendo luz. El triangulo se encuentra colocado sobre un terreno que figura estar bañado por dos mares; en torno al hay un ovalo que contiene en letras de oro la leyenda: “República de Honduras, Libre, Soberana e Independiente, 15 de Septiembre de 1821”. En la parte superior figuran una aljaba llena de flechas y dos cuernos de la abundancia que contienen frutas y flores, los cuales están unidos a la aljaba por un fuerte lazo; en la base se encuentran dos cordilleras de montañas en el lado izquierdo dos bocaminas, al lado izquierdo tres pinos y al lado derecho tres robles, entre las dos montañas podemos ver una barra, un barreno, una cuña, una almádana y un martillo.



Significado:


El Triangulo Equilátero: Significa la perfecta igualdad de cada hondureña y hondureño ante la ley y que en aras de una verdadera democracia todos debemos gozar de los mismos derechos y obligaciones sin distinción de fueros ni privilegios para nadie.

El Volcán: Representa el ardor, la bravura, coraje y valentía con que los hijos de Morazán debemos defender la integridad de nuestra Patria.

Los dos Castillos: Simbolizan las fortalezas en que se puso a prueba el valor y coraje de nuestros antepasados aborígenes, ante cuyos muros se estrelló muchas veces la furia del conquistador; uno representa la Fortaleza de San Fernando de Omoa ubicada en el Departamento de Cortés, protegiendo las costas del mar Caribe, el otro representa la Fortaleza ubicada en el Golfo de Fonseca, región del Pacifico.

El Sol Naciente: Simboliza la libertad y el amor a la patria, virtudes por las que murió Lempira primer defensor de nuestra integridad nacional.

Los dos Mares: Representan uno el Mar Caribe o de las Antillas y el otro el Mar Pacifico, simbolizan las rutas que siguió Colón para llegar a estas tierras y por medio de ellos nos comunicamos con otros continentes.

El Aljaba llena de flechas: Simboliza las armas que usaron nuestros antepasados en defensa de la soberanía nacional.

Los Cuernos de la Abundancia: Simbolizan la riqueza vegetal de nuestro país que nos invita a explotarla mediante el trabajo digno y enaltecedor.

El Ovalo: Es el portador de la gloriosa fecha de nuestra independencia de España.

La Cordillera de montañas: Representa la situación geográfica de nuestro país, accidentado y sumamente montañoso con variedad de clima.

Los tres Robles: Simbolizan el vigor, el arrojo y la fortaleza del hondureño dedicado al trabajo.

Los tres Pinos: Representa la perfecta verticalidad y rectitud con la que los hondureños y hondureñas nos debemos desenvolver en nuestras vidas, su abundancia y utilidad es también nuestro árbol nacional.

Las bocaminas: Simbolizan las riquezas minerales, incluso las que aún no han sido explotadas

Las Herramientas: Simbolizan el reclamo constante que la patria nos hace a sus hijos e hijas invitándonos al trabajo.

El Arco iris: Simboliza la paz, la unión y la armonía que debe reinar en toda la familia hondureña.

El Cielo Azul: Simboliza la justicia, verdad, lealtad, caridad y hermosura, virtudes supremas que todos los hondureños debemos mantener incólumes, ese cielo azul que todos los días vemos nos recuerda la grandeza de Dios, autor y creador de todo cuanto existe.



En cooperación con Eco-Honduras



No hay comentarios. :

Publicar un comentario